Stripcenter Chicureo, Av. Chicureo 2300
Blog Post

7 Consejos Prácticos para Estimular el Lenguaje de tus hijos en Casa

7 Consejos Prácticos para Estimular el Lenguaje de tus hijos en Casa

¿Cómo puedo estimular el lenguaje de mi hijo(a)s en las rutinas diarias?

En la estimulación del lenguaje, los padres juegan un papel crucial. A continuación, te ofrecemos una lista de actividades que te ayudarán a lograr este objetivo con ejemplos prácticos:

1. Siempre utiliza un lenguaje claro y preciso, evitando diminutivos, apodos o abreviaciones. Las frases cortas y sencillas, junto con el uso del nombre real de las cosas, son fundamentales para ayudar al niño o niña a desarrollar un vocabulario pasivo adecuado.

2. Nunca es recomendable corregir directamente al niño, ya que esto puede generar frustración y hacer que se sienta desanimado para comunicarse en el futuro. En su lugar, es mejor ofrecer correcciones indirectas. Por ejemplo, si dice “miau” en lugar de “gato”, podemos confirmar: “Sí, eso es un gato”. Evitemos corregir directamente al niño o insistir en que repita exactamente lo que decimos o bien caer en el error de sobre corregirlo. Es importante ofrecer la frase correcta de manera natural para que el niño la integre sin presiones. Cuando el niño cometa errores al pronunciar una palabra, evita corregirlo, si corriges a tu hijo todo el tiempo lo único que lograrás es que se no quiera hablar o se vea afectada su autoestima. En su lugar, utiliza un parafraseo que refuerce el modelo correcto. Por ejemplo, si dice “mamá, dame el patano”, puedes responder diciendo “¿quieres la mañana o el plllllatano?”.
Cuando converse con  el niño (a), puede intentar equivocarse  voluntariamente al decir una palabra, autocorregirse  y decir “ me equivoque! No importa” y lo vuelve a decir correctamente para que  el niño vea que equivocarse al decir palabras  es algo  natural que le sucede a cualquier persona y tiene solución.

3. Si el niño pide las cosas señalando con el dedo, con gestos  o llevando al adulto hacia lo que quiere podemos ofrecerle alternativas ‘¿Quieres comer un plátano o una manzana?’, para ayudarle a nombrar las cosas.  También funciona bien ofrecerle dos alternativas; la que el niño quiere y una absurda para que el niño haga el esfuerzo de nombrar lo que quiere. Ejemplo si quiere pan le  decimos : ¿quieres el  pan y o  la cuchara?

4.Integra al niño en las actividades cotidianas narrando lo que están haciendo con frases simples. Por ejemplo, durante la comida: “Estoy comiendo sopa con la cuchara”, o mientras se bañan: “Me estoy lavando el pelo”.

Durante los paseos, nombra lo que llama la atención del niño, ayudando a ampliar su vocabulario y comprensión del entorno.

5. La lectura de cuentos es un ritual fundamental para estimular el lenguaje. Se recomienda contarle cuentos a diario, idealmente aquellos que tienen  poco texto y muchos dibujos. El adulto se encarga de contar primero la historia  y luego  le pide al niño que apoyándose en los dibujos nos relate una historia. También pueden jugar a inventar diferentes finales. Al leer, dale entonación y énfasis a cada personaje, y fomenta la participación del niño haciendo preguntas sobre la historia.

6. Realiza juegos de palabras en cualquier lugar, como dividir palabras en sílabas, buscar palabras con el mismo número de sílabas en revistas, identificar palabras cortas y largas en carteles, etc.

7. En los días de descanso, juega a juegos de memoria utilizando las rutinas diarias, como hacer una lista de compras para el supermercado o recordar las actividades del día.

Nunca olvides las reglas de oro de la comunicación:

Siempre es importante hablarle a su nivel modificando tu postura (bajo al nivel del niño) y mirarlos a los ojos.

Dejar espacio para que el niño pueda expresarse. Cuando el niño intente decirnos algo, no adelantarnos ni responder por él aunque se demore.  Cuando el niño señala la manzana su mamá no debería apresurarse a dársela esperar a que haga el esfuerzo de nombrarla ‘nana’ o ‘mame’. Respetar los silencios y espacios del niño. Tratar de identificar las situaciones en las cuales como padres respondemos por los niños. Ejemplo:  Cuando alguien se acerca y le pregunta: ‘¿Qué te regalaron para tu cumpleaños?’, no debemos responder por el o ella. Si no responde está bien y si responde otra cosa también.

Es esencial observar desde temprano si el niño presenta algún retraso en el desarrollo del lenguaje, ya que esto podría derivar en trastornos del habla o del desarrollo del lenguaje. Detectar y tratar estos problemas de manera temprana es crucial para evitar efectos negativos en áreas como el rendimiento académico y la adquisición de la lectoescritura.

Con estos consejos prácticos, puedes contribuir significativamente al desarrollo lingüístico de tus hijos desde casa. Recuerda que cada interacción cuenta en el proceso de estimulación del lenguaje y el crecimiento integral de tus hijos.

Por Flga. Karin Silva

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts