Stripcenter Chicureo, Av. Chicureo 2300
Blog Post

Sesgo de género en el autismo y camuflaje en mujeres del espectro autista

Sesgo de género en el autismo y camuflaje en mujeres del espectro autista

¡Descubre el sesgo de género en el autismo y camuflaje en mujeres del espectro autista!

En nuestra página web, te invitamos a explorar las diferencias en las manifestaciones sintomáticas del trastorno del espectro autista (TEA) entre hombres y mujeres. ¡Acompáñanos en este viaje de conocimiento y comprensión! A continuación la Flga. Mgt. Karin Silva especialista en evaluación de autismo en niñas y mujeres, nos habla del sesgo de género y el camuflaje en la condición del espectro autista en femenino.

El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica que afecta la comunicación, la interacción social y el comportamiento de las personas. En los últimos años, se ha observado un aumento en la prevalencia del TEA, pero también se ha identificado un sesgo de género en el diagnóstico. En este artículo, exploraremos las diferencias entre hombres y mujeres en el autismo y los desafíos que esto plantea en la detección y el diagnóstico.

El trastorno de espectro autista (TEA) ha experimentado un aumento en su prevalencia en los últimos años, lo cual se debe en parte a mejoras en los métodos de detección y a modificaciones en la definición del trastorno. Sin embargo, existe un sesgo de género en el diagnóstico, con un número mucho mayor de varones que reciben el diagnóstico en comparación con las mujeres. Esto se debe a diferencias en las manifestaciones sintomáticas del TEA entre los géneros y al hecho de que las técnicas de evaluación han sido diseñadas principalmente para varones. Además, las mujeres con TEA, especialmente aquellas con alta capacidad cognitiva, tienden a camuflar sus dificultades de comunicación e interacción social, lo que puede llevar a casos de falsos negativos en el diagnóstico. Es importante explorar estas diferencias de género y comprender las posibles causas detrás de este fenómeno.

Diferencias en las manifestaciones sintomáticas: Las investigaciones han demostrado que las mujeres con TEA tienden a presentar manifestaciones sintomáticas diferentes a las de los hombres. Mientras que los hombres suelen mostrar comportamientos más estereotipados y repetitivos, las mujeres pueden tener dificultades en áreas como la comunicación social y la interacción social, pero pueden camuflar estas dificultades de manera más efectiva.

Las diferencias en la manifestación de los síntomas del trastorno del espectro autista (TEA) entre mujeres y hombres pueden incluir:

  • Dificultades en la comunicación social: Las mujeres con TEA pueden tener dificultades en la comunicación verbal y no verbal, como el lenguaje pragmático y la comprensión de las señales sociales. También pueden tener dificultades para interpretar y responder a las emociones de los demás.
  • Camuflaje social: Las mujeres con TEA pueden aprender a imitar y copiar comportamientos sociales para ocultar sus dificultades y parecer más “neurotípicas”. Esto puede llevar a un diagnóstico tardío o a la falta de reconocimiento de sus dificultades.
  • Intereses y actividades restringidas y repetitivas: Mientras que los hombres con TEA tienden a mostrar comportamientos más estereotipados y repetitivos, las mujeres pueden tener intereses más inusuales o inapropiados. También pueden tener movimientos motores repetitivos menos evidentes.
  • Las comorbilidades asociadas al trastorno del espectro autista (TEA) pueden variar entre hombres y mujeres. Algunas de las comorbilidades más comunes en hombres con TEA incluyen trastornos de hiperactividad y déficit de atención (TDAH), trastornos del sueño, trastornos de conducta y trastornos de ansiedad. Por otro lado, en mujeres con TEA, se ha observado una mayor prevalencia de trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo como la depresión, y trastornos de la alimentación.

Otras diferencias importantes entre el trastorno del espectro autista (TEA) en hombres y mujeres incluyen:

  • Edad de diagnóstico: Se ha observado que las mujeres tienden a recibir un diagnóstico de TEA más tarde que los hombres. Esto puede deberse a que las manifestaciones sintomáticas en las mujeres pueden ser menos evidentes o diferentes a las de los hombres, lo que dificulta su identificación temprana.
  • Habilidades sociales y de comunicación: Las mujeres con TEA pueden tener un mayor interés y habilidad para establecer relaciones sociales, aunque pueden tener dificultades en la comprensión de las normas sociales y en la interpretación de las señales sociales sutiles. También pueden tener una mayor capacidad para imitar y copiar comportamientos sociales, lo que les permite camuflar sus dificultades en ciertas situaciones.
  • Coexistencia de trastornos mentales: Las mujeres con TEA tienen una mayor probabilidad de presentar comorbilidades psiquiátricas, como trastornos de ansiedad, trastornos del estado del ánimo, trastornos de alimentación.

Pero…. ¿Que es el camuflaje en las mujeres del espectro autista?

El camuflaje en el autismo en mujeres se refiere a la capacidad que tienen algunas mujeres con trastorno del espectro autista (TEA) para ocultar o disimular sus dificultades sociales y de comunicación. Estas mujeres pueden aprender a imitar y copiar comportamientos sociales, lo que les permite parecer más “neurotípicas” o típicas en situaciones sociales. El camuflaje puede incluir el uso de estrategias como el aprendizaje de habilidades sociales, la imitación de comportamientos de otras personas y la adaptación a las normas sociales.

El camuflaje en mujeres con TEA puede ser más común debido a las expectativas sociales y culturales que se les imponen. Las mujeres son generalmente esperadas a ser más sociables y empáticas, lo que puede llevar a una mayor presión para adaptarse y ocultar sus dificultades. Sin embargo, el camuflaje puede ser agotador y llevar a un agotamiento emocional y mental, ya que estas mujeres están constantemente tratando de encajar y cumplir con las expectativas sociales

Existen diferentes tipos de camuflaje en el autismo, que se utilizan para ocultar o disimular las dificultades sociales y de comunicación. Algunos de los tipos de camuflaje identificados en la literatura incluyen:

1. Camuflaje social activo: Este tipo de camuflaje implica que la persona con autismo aprende y utiliza estrategias conscientes para imitar y copiar comportamientos sociales típicos. Pueden observar y estudiar las interacciones sociales de los demás y luego imitar esas conductas para parecer más “neurotípicas”.

2. Camuflaje social pasivo: En este tipo de camuflaje, la persona con autismo no realiza un esfuerzo consciente para imitar comportamientos sociales, pero puede adaptarse y ajustarse a las normas sociales en ciertas situaciones. Pueden observar y aprender de su entorno social para adaptarse y evitar destacar sus dificultades.

Según refiere la Flga. Mgt. Karin Silva ” en el caso de adolescentes y mujeres aplicamos una evaluación, aparte del Ados- 2 y Adi- R , que se llama Cat- Q cuyo objetivo es evaluar las estrategias que tienen algunas personas con trastornos o condición del espectro autista para ocultar o disimular sus síntomas autistas en situaciones sociales, como en el trabajo o en eventos sociales y que un alto puntaje en esta sección puede indicar una mayor capacidad para suprimir o esconder características autistas en situaciones sociales. Esta pauta nos pemite identificar 3 tipos de camuflaje que son compensación, enmascaramiento y asimilación ”

One thought on “Sesgo de género en el autismo y camuflaje en mujeres del espectro autista

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts